domingo, 16 de febrero de 2014

Alquimia del dolor. Charles Baudelaire

ALQUIMIA DEL DOLOR



Hay quien con su entusiasmo te ilumina
y hay quien, Naturaleza, te entristece.
Tú que a algunos les dices: ¡Sepultura!,
dices ¡Vida, esplendor! a los demás.


Hermes desconocido que me asistes,
aunque siempre intimida tu presencia:
gracias a ti yo soy otro rey Midas,
el más cuitado de los alquimistas;

tú me haces transformar el oro en hierro
y en infierno lo que era paraíso;
en el sudario blanco de las nubes

descubriré el cadáver de lo que amo,
y en las altas riberas celestiales
construiré sarcófagos inmensos


Esplín e Ideal

Charles Baudelaire
Las flores del mal
Traducción Carlos Pujol
Austral Básicos
Ed. Planeta Barcelona 2014